Ahorrar en Navidad II: Ahorrar en la decoración navideña.

Dentro de nuestro presupuesto navideño siempre solemos dejar un apartado para la decoración. Si algo nos encanta en Navidad es disfrutar del brillo, las luces, el frescor de las ramas de abeto y de acebo y la intensidad del verde, el rojo y el dorado. La decoración nos estimula y nos inspira. Nos hace pensar en cosas buenas y aporta esperanza. La navidad tiene ese elemento secreto que hace que sólo con ver los elementos distintivos que la caracterizan algo cálido y suave nos inunde por dentro. Pero nuestro afán por decorar y disfrutar no puede dañar nuestro bolsillo.

Para ahorrar con la decoración navideña hay varias opciones.

  • Haz tú misma muchas de las decoraciones. Es una de las formas más económicas. Algunas decoraciones son fáciles de hacer y hay mil opciones. Además es algo que puedes hacer con tus hijos y que puede formar parte de todo el proceso de disfrute del Adviento, también.
  • Visita ferias y tiendas de objetos de segunda mano. En muchas tiendas y ferias de segunda mano puedes encontrar decoraciones fabulosas por una fracción de su precio. Vale mucho la pena ir, ya que precisamente los objetos de decoración navideña son atemporales, no pasan de moda y además puedes incluso reciclarlos, actualizarlos con una pequeña manualidad, etc.
  • Compra en cuanto acabe la Navidad y haya grandes descuentos. Tal y como acaba la navidad suelen poner en oferta toda la decoración navideña. En las rebajas puedes conseguir decoraciones maravillosas por un precio muy inferior al que tenían en octubre o noviembre. Te voy a contar un secreto, yo cada año tal y como termina la navidad voy corriendo a una de las tiendas con mayor surtido a comprar una casita navideña de estilo victoriano para la colección que año a año voy creando. Siempre hay algún modelo que sale por literalmente la mitad del precio anterior. Y adornos para el árbol, etc. Es un chollo. Vale la pena.
Pueblo de Navidad de estilo victoriano.

¿Haces alguna cosa para ahorrar en la decoración?

¡Cuéntame!

Besos,

Azucena

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *