El hombre que inventó la Navidad.

A Charles Dickens se le conoce por ser el hombre que con su «Canción de Navidad» inventó las navidades tal y como las conocemos hoy en día, con las reuniones familiares, la comida, los regalos, el sentimiento de buena esperanza y caridad…

Antes de él las navidades eran diferentes, más sobrias. Se recordaba el nacimiento de Cristo, se iba a misa, y poco más. No era la fiesta central del cristianismo como sí lo era la Semana Santa y en muchos lugares si había regalos de algún tipo para niños o mayores se concentraban o bien en el día de San Nicolás o en el de la Epifanía. En Inglaterra no se celebraban mucho ni uno ni otro. El de San Nicolás se fue desplazando a Nochebuena, y la festividad de la Epifanía, que siempre se había celebrado como una fiesta con cierto grado de desenfreno y juerga para los adultos, fue prohibida por la Reina Victoria. Le parecía que tanta licencia y desbordamiento festivo envilecía el espíritu de su pueblo. Vamos, que la señora era una represora y como tenía poder, lo ejercía y le quitaba la fiesta a todo el que podía.

Hace algunos años, en 2017, hicieron una película que pretendía mostrar cómo Dickens creó en pocas semanas la que se convertiría en una de las historias más famosas de toda la literatura universal: Canción de Navidad. Y lo hicieron con un largometraje protagonizado por Dan Stevens (sí, el de Downton Abbey y de La Bella y la Bestia) que nos quiere trasladar la intensidad del escritor, su motivación, su imaginario creativo… Para mi gusto ponen a Dickens un poco demasiado acelerado, y le falta profundidad, pero es interesante, y todo aquello que huela a Navidad, a dickensiano y victoriano, me parece que merece una oportunidad.

Si la ves me encantaría que me dijeras qué te ha parecido.

Besos,

Azucena Caballero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *