Calendario de adviento con velitas (muy sencillo).

Hola,

una de las maravillas de Internet es que puedes encontrar ideas en muchísimos sitios y que te las pueden hacer llegar también tus amigas.

Hoy me ha mandado una amiga esta imagen que te comparto, de la web alemana langweiledich.net:

¡Me ha encantado!

Es el calendario de adviento más sencillo que se pueda imaginar y es absolutamente efectivo: 24 velitas, un bote o cajita para tenerlas juntas, un rotulador permanente y un candelabro.

Preparación: Numeras las velitas con el rotulador del 1 al 24, las pones todas juntas en la cajita o bote que elijas, junto al candelabro y unas cerillas.

Este candelabro me ha encantado.

Ejecución: Cada día a partir del 1 de diciembre enciendes y consumes una velita hasta que llega Nochebuena.

Me ha gustado mucho.

Yo suelo comprar una vela de adviento tradicional, de las que has de controlar y apagar cada día. Es muy útil si vas a aprovechar ese rato en que la vela quema para meditar, rezar o similar, pero si la pones y te despistas acabas consumiendo tres días de golpe…

Me gustan mucho las de Alison Gardiner, como esta:

Yo suelo comprar una de estas cada año.

¿Te animas a hacer un calendario de este tipo este año? Incluso es una idea preciosa para regalar a alguien cercano antes de empezar el Adviento. Un kit fabuloso.

¡Cuéntame!

Besos,

Azucena

PS: Materiales:

Calendario de Adviento Reverso

¿Y si este año celebraras el Adviento con un calendario diferente?

Te voy a proponer algo que hacemos en mi casa desde hace varios años: el calendario de Adviento Reverso.

Cada día desde el 1 de diciembre el niño elige un producto no perecedero de la despensa y lo pone en una caja o cesta que el día 24 por la mañana se llevará a un banco de alimentos para que se pueda entregar a quien lo necesite.

Es una forma muy significativa de celebrar estos días y le da al niño un sentimiento diferente sobre los mejores valores que la Navidad nos quiere transmitir: amor, generosidad, altruismo, etc.

¿Te animas a probarlo?

Besos,

Azucena

Preparar el Adviento

Hola,

Quizás te parezca que queda bastante tiempo para que llegue el primer domingo de Adviento, pero te confieso que como madres ocupadas que somos,  estar preparadas cuanto antes para que sea un momento de disfrute con nuestros hijos y no un agobio es algo que al final agradecemos. Mucha gente empieza a instalarse en estos días aplicaciones para hacer una cuenta atrás hasta Navidad, lo cual es maravilloso y genial, pero se olvidan de algo esencial: antes de la Navidad llega el Adviento y aunque se supone que es en sí misma una época de espera, la realidad es que para muchas significa haber preparado algunas cosas previamente para que sea un momento mágico para nuestros hijos y que además encaje bien con nuestro trabajo, obligaciones y con todo lo que el mes de diciembre suele llevar consigo, desde festivales y actividades escolares y extraescolares especiales a cierre del año fiscal, comidas navideñas de empresa, de exalumnos de algo, de miembros de una sociedad cultural o vecinal, etc. Así que hoy deseo darte claves para un adviento divertido y alegre sin estrés para que toda la familia lo recuerde cálidamente durante el resto del año, empezando por ti.

Adviento viene de la palabra adventus, «venida» en latín. En por lo tanto el periodo de tiempo en que se espera la llegada de la Navidad, del nacimiento de Jesús, que es lo que la Navidad celebra.

¿Cuándo empieza?

Empieza el cuarto domingo antes de Navidad, lo cual significa que no siempre dura 24 días como creemos a causa de los calendarios de adviento comerciales.

¿Qué se hace en el Adviento?

Tradicionalmente, puesto que es una época de espera, se utilizan herramientas y símbolos que incidan en ese aspecto, de espera y a la vez de esperanza.

¿Cómo se hace?

Elaborando o comprando estas herramientas tradicionales que se suelen usar.

¿Qué usamos?

  • La corona de Adviento: Consiste en una corona realizada con ramas verdes, una cinta roja o blanca, 4 velas (3 púrpuras y 1 rosa), piñas o nueces y manzanas roja
  • Christingle. Consiste en una naranja que representa al mundo, rodeada por una cinta roja o blanca, con cuatro palillos en las cuatro direcciones de los cuatro puntos cardinales, con frutas o dulces que representan la abundancia y una vela en el medio, blanca, que simboliza a Jesús cómo la luz del mundo. Es una tradición alemana, de la región de Moravia que se practica desde mediados del siglo XVIII y que se ha ido extendiendo. En algunos lugares se celebra el domingo anterior al día de Navidad, en el pueblo dónde yo vivo se celebra el lunes inmediato al inicio del adviento.

¿Cómo organizarnos?

  • ¿Vas a hacer corona? ¿Vas a comprarla hecha? Agéndalo con tiempo. Has de tener la corona y las velas antes del 1 de diciembre. Ya sea que vayas a una tienda o que lo compres online, hazlo con tiempo suficiente. Anota en tu agenda la fecha que consideres límite para hacerlo, si lo haces antes, lo tacharás, pero si no, el recordatorio te vendrá fenomenal.
  • ¿Qué tipo de calendario de adviento vais a usar? ¿Sólo uno? ¿Varios? Por ejemplo en algunos hogares les gusta hacer uno de actividades, por que es lo que más disfrutan, y además tener uno de papel o de chocolatinas por el placer de tener algo físico que vaya contando los días.
  • ¿Recuerdas todas las demás cosas que has de hacer para la Navidad? ¿Postales, regalos, menús, etc? Eso has de irlo haciendo precisamente desde ahora y durante el adviento. Agenda muy bien las actividades que tengas pensadas. Hay muchas actividades muy sencillas, pero que son significativas. Tira mucho de ellas. Esto va de disfrutar no de sufrir.

Cómo extra te voy a dar algunas ideas para realizar un calendario de adviento casero con actividades que te den poco trabajo y que sin embargo creen ese vínculo con tus niños y que además ayude a que todos los años se esté deseando que lleguen estas fechas:

  1. Encendemos la primera vela de la corona de Adviento.
  2. Merendar chocolate con churros una tarde (en algunos lugares incluso tienen opciones sin gluten y chocolates con leches vegetales).
  3. Decorar y/o escribir las postales (lo has de hacer igualmente, inclúyelo aquí).
  4. Ver juntos una película navideña.
  5. Aprender un nuevo villancico.
  6. Hacer una sesión de fotos navideña.
  7. Preparamos unas velas de Christingle.
  8. Encendemos la segunda vela de la corona de adviento.
  9. Visitar un mercado navideño.
  10. Visitar una exposición de belenes.
  11. Jugar juntos a un juego de mesa o de cartas.
  12. Hacer un dibujo navideño para decorar la nevera o la puerta de la cocina.
  13. Hornear galletas.
  14. Comprar un juguete para donar.
  15. Encendemos la tercera vela de la corona, la rosa.
  16. Crear juntos una lista de reproducción para el día de Nochebuena o de Navidad.
  17. Recortar copos de nieve de papel y decorar con ellos las ventanas.
  18. Poner el árbol de Navidad o el Belén.
  19. Decorar la casa y poner luces en las ventanas, patios, balcones o jardines.
  20. Jugar a las charadas o inventar un cuento.
  21. Preparar una pequeña escena teatral navideña para representarla el día de Navidad con la familia.
  22. Encendemos la última vela de la corona.
  23. Ir a patinar a una pista de hielo.
  24. Leer juntos un cuento navideño.
  25. Celebrar la Navidad y encender la vela en medio de la corona.

Son sólo algunas ideas, por supuesto se te pueden ocurrir muchas más. Ir al cine, al teatro, a un museo, a un taller de cocina o de manualidades… Repetir algunas. Elegir sólo dedicar cada día un rato a leer juntos un cuento o ver una peli navideña, y que esa actividad recurrente sea vuestro adviento particular… Hay mil opciones, pero es importante tener todo un poco anticipado. Especialmente si quieres hacer algunas actividades, ten en cuenta tu agenda. No pongas como actividad ir a merendar un día que te va a ir fatal por carga de trabajo, por ejemplo.

En definitiva intenta que sea algo divertido también para ti.

Te he dejado el calendario en formato interactivo, a punto para que lo uses, en …

ESTE ENLACE.

Cuéntame qué vas a hacer, me encantará saberlo.

Besos,

Azucena Caballero