El hombre que inventó la Navidad.

A Charles Dickens se le conoce por ser el hombre que con su «Canción de Navidad» inventó las navidades tal y como las conocemos hoy en día, con las reuniones familiares, la comida, los regalos, el sentimiento de buena esperanza y caridad…

Antes de él las navidades eran diferentes, más sobrias. Se recordaba el nacimiento de Cristo, se iba a misa, y poco más. No era la fiesta central del cristianismo como sí lo era la Semana Santa y en muchos lugares si había regalos de algún tipo para niños o mayores se concentraban o bien en el día de San Nicolás o en el de la Epifanía. En Inglaterra no se celebraban mucho ni uno ni otro. El de San Nicolás se fue desplazando a Nochebuena, y la festividad de la Epifanía, que siempre se había celebrado como una fiesta con cierto grado de desenfreno y juerga para los adultos, fue prohibida por la Reina Victoria. Le parecía que tanta licencia y desbordamiento festivo envilecía el espíritu de su pueblo. Vamos, que la señora era una represora y como tenía poder, lo ejercía y le quitaba la fiesta a todo el que podía.

Hace algunos años, en 2017, hicieron una película que pretendía mostrar cómo Dickens creó en pocas semanas la que se convertiría en una de las historias más famosas de toda la literatura universal: Canción de Navidad. Y lo hicieron con un largometraje protagonizado por Dan Stevens (sí, el de Downton Abbey y de La Bella y la Bestia) que nos quiere trasladar la intensidad del escritor, su motivación, su imaginario creativo… Para mi gusto ponen a Dickens un poco demasiado acelerado, y le falta profundidad, pero es interesante, y todo aquello que huela a Navidad, a dickensiano y victoriano, me parece que merece una oportunidad.

Si la ves me encantaría que me dijeras qué te ha parecido.

Besos,

Azucena Caballero

Celebrando Nochebuena y Navidad

Llega el día de Nochebuena. ¿Qué puede pasar ese día? En principio imagino 4 opciones:

  1. Te toca viajar.
  2. Eres la anfitriona.
  3. Vas a casa de alguien pero preparas también algo o vas allí a ayudar.
  4. Vas a casa de alguien y vas a mesa puesta.

Si te toca viajar mi único consejo es que si vas en coche calcules tiempo extra para pararos y descansar un poco. Si vas en avión, mi consejo es que si tu viaje es internacional lleves los regalos sin envolver y los envuelvas al llegar a tu destino, por si quieren revisar algo, etc, que no te rompan el envoltorio.

En cualquier caso si puedes llevar algunos juegos preparados, audiocuentos, canciones y algún entretenimiento extra para los niños, a parte de algún dvd o película descargada en una Tablet o IPad, mejor.

Si vas a casa de alguien, adáptate a las circunstancias de su hogar. Si vas a mesa puesta disfruta de ello, si quieres lleva alguna botella de vino, licor o cava como ofrenda, y si te toca también cocinar algo, prepara un plato que sea fácil de transportar. Que además se pueda comer frío, puede ser un plus, para no liar más a la anfitriona de la otra casa. Una empanada de hojaldre, huevos rellenos con un poco de caviar encima para que sean más festivos, tortillas variadas y una ensalada, ensaladilla con un toque extra añadiendo carne de cangrejo o merluza, etc.

Si eres la anfitriona, aquí es dónde hemos de tener la agenda clara.

Tareas para hoy:

  • Mantener el día lo más simple posible: comed algo sencillo que no os dé apenas trabajo.
  • Preparar o acabar de preparar la cena.
  • Disponer y preparar la mesa.
  • Entretener a los niños toda la tarde mientras estás acabando con lo demás.
  • Disfrutar de la cena.
  • Recoger todo y avanzar lo que puedas para el día de mañana.

¿Vas a decorar la mesa? ¿Qué tipo de mantel y vajilla vas a usar? ¿Vas a decorar tus servilletas? ¿Vas a poner etiquetas con los nombres de los comensales? ¿Crackers o alguna sorpresita?

¿Y para los peques? ¿Qué tienes pensado para la tarde? ¿Pueden preparar un regalo y carta a Papá Noel? ¿Ser ellos los encargados de montar el Belén si aún no lo habéis puesto? Si ya está puesto ¿pueden poner ellos el ángel esa tarde? ¿Y al niño o lo pondréis a medianoche? ¿Van a preparar un snack para los renos y para Santa Klaus? ¿Una película navideña para que se haga más corta la espera hasta la noche?

En cuanto a los regalos: ¿están todos envueltos? ¿tienes algunas cosas extra por si de repente te surgen compromisos que no esperas o cualquier situación en la que te venga bien tener uno de esos regalos unisex y que puedes usar ya sea en Navidad, cumpleaños o cualquier celebración que aparezca de repente?

Si también eres anfitriona mañana, día de Navidad mi consejo es que el menú de esta noche lo hagas lo más sencillo posible.

¿Y cuando empieza la agenda de Navidad? En la misma Nochebuena.

Cuando tus invitados se hayan ido, asegúrate de que el lavavajillas esté puesto, y puedes avanzar varias cosas:

  • Deja la mesa de Navidad ya puesta.
  • Pon en una bandeja las tazas, jarrita, azucarero, etc, para el café. Así lo tendrás avanzado.
  • Si el día anterior tenías muchas cosas ya avanzadas e ibas bien de tiempo, puedes pelar, cortar  y dejar a punto par cocinar las verduras de este día.

El día de Navidad por la mañana, a mí me gusta que el desayuno sea algo especial, ¿y a ti? Especial en cada casa es diferente, en algunas supone servir chocolate con ensaimadas o churros, en otra hacer tortitas con bacon y sirope de Arce o similar, en otra es hacer huevos revueltos y salmón ahumado… ¿Qué puedes hacer para que el desayuno de Navidad sea especial y os de energía hasta la hora de comer, que además suele ser, tradicionalmente, tarde?

Lo maravilloso de la mañana de Navidad es que si a tu casa llegó Papá Noel, el Olentzero, etc, tus niños ya están distraídos. Lo más probable es que estén ocupados toda la mañana, así que tú puedes enfocarte en terminar el menú si te queda algo por hacer y en disfrutar también de la alegría, los regalos y la fiesta.

Disfruta de tus invitados, de la comida, del café, los dulces… ¿y el resto de la tarde? A mí me encanta estrenar alguno de los juegos de mesa que siempre Papá Noel les deja a mis hijos. Es un día que dedico especialmente a ellos. ¿Y tú? ¿Qué sueles hacer?

Deseo haberte ayudado.

Azucena Caballero

Imprescindibles para el Adviento

¿Celebras de alguna forma especial el inicio del Adviento?

El Adviento empieza el cuarto domingo antes de Navidad. Es, cómo todo lo vinculado a la Navidad, una fecha que se enmarca dentro del calendario litúrgico de la religión cristiana.

Es cierto que sin ser cristiano, sólo por tradición, en el mundo occidental, se puede disfrutar mucho de todo el proceso, pero conocer de dónde proviene la tradición y lo que significa puede hacer que sea todo mucho más bonito y emocionante.

En primer lugar ¿qué significa la palabra ADVIENTO?

Adviento proviene del latín “adventus” y significa llegada. Si bien ahora en nuestra cultura representa la llegada de Cristo al mundo, anteriormente, en la cultura romana, representaba la llegada del Dios al templo e incluso la llegada de alguien muy importante a la ciudad. Según la web Gaudium Press “unas monedas de Corinto perpetúan el recuerdo del adventus augustii , y un cronista llama adventus divi al día en que llegó el emperador Constantino”. Fue a partir del siglo V de nuestra era que el Adviento se fue convirtiendo en un periodo de espera cristiano, preparándose para el advenimiento de Jesús.

El adviento cristiano que es el que celebramos hoy en día se reparte en 4 domingos antes de Navidad. Cada domingo además tiene un significado especial y conociéndolo puedes preparar algo en casa a propósito para intensificarlo y hacer que todo sea más significtivo.

Si vas a celebrar el Adviento hay una serie de cosas que necesitarás tener listas antes del cuarto domingo antes de Nochebuena:

  • Corona de Adviento.
  • 3 velas (púrpura o rojas). Estas se encenderán el primer, segundo y cuarto domingo de adviento. Simbolizan la preparación espiritual de cada uno para la llegada de Jesús. Se supone que han de ser de color púrpura, pero mucha gente las pone rojas, incluso hay quien las pone blancas como símbolo de pureza.
  • 1 vela rosa (para el tercer domingo de adviento). Simbolizan la alegría y el gozo por lo que va a llegar. También conmemora a María, madre de Jesús.
  • 1 vela blanca (aunque esa en realidad la necesitas para la noche del 24 de diciembre). Simboliza a Jesús mismo y su llegada. Simboliza la luz que nos ilumina en un sentido amplio y metafórico: luz, conocimiento, bondad, etc.
  • Calendario de adviento (aunque normalmente no lo vas a empezar hasta el 1 de diciembre aunque el primer domingo de adviento caiga en noviembre).

La corona de adviento solía simbolizar la espera de la llegada del Dios Sol pagano al que se le pedía que devolviera su luz durante el invierno, y se usaba como preparativo para las festividades del solsticio de invierno (21 de diciembre) pero los primeros misioneros cristianos la usaron para explicar la llegada del mesías:

  • La forma circular simboliza la infinitud de Dios.
  • Las ramas verdes simbolizan la vida y la esperanza.
  • Las frutas rojas y las piñas simbolizan los frutos del Edén. Las frutas rojas también simbolizan la fruta prohibida del árbol del bien y del mal que Eva arrancó y ella y Adán comieron, para recordar el pecado universal y al mismo tiempo la posibilidad de salvación.
  • Las velas simbolizan la promesa de luz que Jesús traerá al mundo, son 4 que se van encendiendo domingo a domingo hasta el día de Nochebuena en que se pondrá en el centro una más grande y larga, blanca que simboliza a Jesús trayendo al fin toda su luz con su llegada.
  • La cinta roja simboliza la sangre de Cristo, que dio para salvar al mundo. Simboliza el amor de Dios por la humanidad.

A mí me gusta tener tanto la corona, como las velas y el calendario a punto para el primer domingo de Adviento. También acostumbro a ir con mi familia a alguna de las misas especiales que se pueden ver por todo el mundo. En muchas iglesias preparan servicios especiales con coro, rituales preciosos, ropajes especiales por parte del oficiante y muchas velas. No necesitas ser creyente para asistir, nadie te va a pedir el carnet. Pero puede ser una experiencia muy bonita.

Te cuento el servicio al que yo voy cada año y también a cual me gustaría ir algún año de estos.

Yo voy cada año a un servicio especial de aviento precioso en la Iglesia de mi pueblo que se basa en la tradición de Jesús como portador de la luz al mundo. Es un evento muy bonito. Es por la tarde, a las seis, que ya es de noche en dónde vivo. La iglesia está a rebosar de gente. Al entrar a cada una de las personas, de todas las edades se le ha entregado una vela alargada y fina, con un protector para las manos. La ceremonia empieza, el coro canta villancicos clásicos, preciosos, que todo el mundo puede corear y entonces llega el mejor momento de todos. Se apagan todas las luces, la Iglesia queda totalmente a oscuras excepto por un cirio enorme que representa la luz que Jesús traerá con su venida. El cura enciende una pequeña vela como la que nos han entregado a todos con la llama de ese gran cirio mientras formula algunas frases rituales y con su velita enciende la vela de la persona más cercana de la primera fila de su derecha en el templo. Uno a uno va pasándose la llama, velita a velita, hasta que todos los presentes, incluyendo a los músicos, el coro, etc, tienen su vela encendida. La visión es preciosa y mágica. Y entonces de forma ritual se anuncia que Jesús es luz y que ya va a llegar y se encienden de golpe todas las luces de la iglesia. Es un momento fabuloso. En serio, da igual si eres creyente o no, es algo magnífico que merece la pena ser visto.

La ceremonia continua, es todo muy bonito y alegre, y al finalizar hay bebidas calientes (té, café, y lo mejor de todo: vino especiado de navidad) y galletas. Me encanta acudir cada año. Después, al llegar a casa  es cuando encendemos la primera vela de nuestra corona de Adviento.

Ah, ¿y a qué ceremonia me gustaría ir? A la de la Catedral de Salisbury. Es parecida a esta, pero con una procesión por dentro de la catedral de mil quinientas personas con las velas. Es impresionante y por lo visto las celebraciones de inicio del adviento duran allí tres días. Me encantaría verlo. Además cualquier excusa para ir a Salisbury es buena, es una ciudad fabulosa con mucho para ver y disfrutar.


Espero que todo lo que te he compartido te haya resultado útil y que tengas un poco más clara tu preparación para el adviento y que cuando llegue el primer día no te falte nada.

Me encantará que me cuentes si vas a preparar corona o no, si tienes alguna otra tradición… Me encantará saber qué sueles hacer tú o qué vas a hacer este año.

Besos,

Azucena

Calcetines de navidad, Crackers y pequeños regalitos.

En esta ocasión, en nuestra preparación para la Navidad, quiero hablar de cómo incluir y preparar pequeños regalos que hagan más emocionante estos días para nuestros niños.

¿Y qué tipo de pequeños regalos pueden ser?

Yo vivo en Reino Unido, y aquí hay dos tradiciones diferentes que consisten en hacer pequeños regalitos. Una es la de los “Christmas Stockings” o calcetines de Navidad y la otra la de los «Christmas Crackers» que se ponen junto al plato en la mesa de Navidad.

Os cuento el origen de los “Stockings” según cuenta la leyenda:

Hace muchos años, vivía un comerciante que por desgracia se había arruinado. A causa de ello sus tres pobres hijas no iban a poder casarse por no tener dote e iban a sufrir una vida muy dura y miserable a causa de ello. Una noche (aquí en algunas tradiciones es la de San Nicolás, o sea el 6 de diciembre y en otras es Nochebuena, el 24 de diciembre) colgaron sus calcetines de la chimenea para que se secaran y calentaran y San Nicolás, que supo de la historia de estas niñas, de forma discreta subió por el tejado de la casa e hizo que tres bolsas de oro cayeran por la chimenea, con la suerte de que cayó cada una de las bolsas en un calcetín. Desde entonces se cree que colgar calcetines de la chimenea (primero era en el día de San Nicolás) en Nochebuena trae prosperidad y buena suerte, y a los niños les suele traer sorpresas y pequeños regalos.

En la tradición de estos calcetines también se incluye además de poner pequeñas sorpresitas incluir una manzana y una naranja o mandarina, regalos que se convirtieron en tradición a partir del siglo XII, en que cuenta la tradición que un grupo de monjas francesas, inspiradas por San Nicolás empezaron a repartir calcetines llenos de fruta y frutos secos en las casas de los pobres. La manzana regala salud y la naranja además de que era un producto carísimo simbolizaría el oro que San Nicolás regaló a las niñas de la leyenda.

En cuanto a los crackers, en 1847, Tom Smith, que era dueño de una confitería en Londres, los inventó. Tom estuvo de viaje en París y se dedicó a mirar los escaparates para inspirarse, y vio que vendían dulces y peladillas envueltos en papel de colores  cerrado con una vuelta en cada extremo. La idea le encantó. Decidió vender dulces similares en su confitería y vio que se vendían especialmente bien en Navidad, pero menos el resto del año. Decidió que para sacar más jugo a la Navidad entonces le incluiría a cada “bonbon” un «lema de amor» en su interior, una pequeña nota con una frase romántica. Más tarde incluyó bromas, coronas de papel, alguna baratija y una pequeña explosión que sonaba al estirar de las extremidades del cracker. Fue un exitazo. Aún hoy se siguen haciendo o comprando y no pueden faltar en la mesa de Navidad junto a los platos de todos los comensales.

Hacer tus propios crackers puede ser una actividad muy divertida si la haces con tus hijos, y también es una forma de dar pequeños detalles individuales para cada miembro de la familia. A los niños les suelen encantar las cositas pequeñas y los juguetes en miniatura. Te dejo un vídeo de cómo hacer tus propios crackers en casa.

¿Qué cosas podrías meter dentro de esos crackers?

En los comerciales suelen meter puzles de metal, mini barajas de cartas, llaveros… Pero si los haces tú puedes poner muchas más cosas, por ejemplo:

–  Mini botellas o botes de perfumes o cremas

–  Boletos o participaciones de lotería o cupones

–  Botellas en miniatura de licor para los adultos

–  Monedas de chocolate o caramelos

–  Pequeñas cajitas de música

–  Cajitas de cerillas

–  Mini muñequitos, coches, etc

–  Un vale para alguna actividad: hacer de canguro, una tarde de maratón de pelis, salir a un lugar concreto…

En cuanto a los calcetines, aunque hay quien cuelga unas macro medias para que dentro caiga el Cluedo, a los niños que yo conozco les encanta que sean calcetines más pequeños y que lleven sorpresas pequeñas, desde un juego de cartas a un muñequito de un dinosaurio, lápices de colores, unos dulces envueltos en papel de celofán, guantes, etc. Lo bonito es que los niños disfrutan de abrir sus pequeños paquetitos antes de abrir los regalos más grandes que puede haber debajo del árbol. También puede ser una opción interesante para quienes celebran más los Reyes Magos, y que sea un día en que los niños suelan tener una sorpresa extra ese día si no acude a tu casa ni el Olentzero, ni O Apalpador ni les visita cada año un Caga Tió.

En mi casa durante años nos visitó un Caga Tió al que los niños hacían cagar la víspera de Navidad por la noche o el día de Navidad por la tarde, y les encataba recibir pequeñas sorpresas que el tronco mágico cagaba para ellos. Si queréis otro día os cuento también la tradición del Caga Tió, de donde proviene, como se celebra, etc. Dejadme un comentario debajo si os interesa que os hable de esa tradición y de cómo lo hacíamos nosotros.

En definitiva, que si os apetece que los niños además de los clásicos regalos junto al árbol o el pesebre ya sea en el día de Navidad o de los Reyes Magos disfruten de unas sorpresitas extra de pequeño tamaño y menor presupuesto, os dejo aquí estas propuestas para que las tengáis en cuenta.

Espero haber aportado algo. Me encantará saber qué cosas vas a preparar, así que si te animas escríbeme y dímelo.

Un beso, y gracias.

Azucena

PS: Me llamaron la atención estos Crackers de Navidad para jugar al Bingo: https://amzn.to/2smIsGb

Preparar el Adviento

Hola,

Quizás te parezca que queda bastante tiempo para que llegue el primer domingo de Adviento, pero te confieso que como madres ocupadas que somos,  estar preparadas cuanto antes para que sea un momento de disfrute con nuestros hijos y no un agobio es algo que al final agradecemos. Mucha gente empieza a instalarse en estos días aplicaciones para hacer una cuenta atrás hasta Navidad, lo cual es maravilloso y genial, pero se olvidan de algo esencial: antes de la Navidad llega el Adviento y aunque se supone que es en sí misma una época de espera, la realidad es que para muchas significa haber preparado algunas cosas previamente para que sea un momento mágico para nuestros hijos y que además encaje bien con nuestro trabajo, obligaciones y con todo lo que el mes de diciembre suele llevar consigo, desde festivales y actividades escolares y extraescolares especiales a cierre del año fiscal, comidas navideñas de empresa, de exalumnos de algo, de miembros de una sociedad cultural o vecinal, etc. Así que hoy deseo darte claves para un adviento divertido y alegre sin estrés para que toda la familia lo recuerde cálidamente durante el resto del año, empezando por ti.

Adviento viene de la palabra adventus, «venida» en latín. En por lo tanto el periodo de tiempo en que se espera la llegada de la Navidad, del nacimiento de Jesús, que es lo que la Navidad celebra.

¿Cuándo empieza?

Empieza el cuarto domingo antes de Navidad, lo cual significa que no siempre dura 24 días como creemos a causa de los calendarios de adviento comerciales.

¿Qué se hace en el Adviento?

Tradicionalmente, puesto que es una época de espera, se utilizan herramientas y símbolos que incidan en ese aspecto, de espera y a la vez de esperanza.

¿Cómo se hace?

Elaborando o comprando estas herramientas tradicionales que se suelen usar.

¿Qué usamos?

  • La corona de Adviento: Consiste en una corona realizada con ramas verdes, una cinta roja o blanca, 4 velas (3 púrpuras y 1 rosa), piñas o nueces y manzanas roja
  • Christingle. Consiste en una naranja que representa al mundo, rodeada por una cinta roja o blanca, con cuatro palillos en las cuatro direcciones de los cuatro puntos cardinales, con frutas o dulces que representan la abundancia y una vela en el medio, blanca, que simboliza a Jesús cómo la luz del mundo. Es una tradición alemana, de la región de Moravia que se practica desde mediados del siglo XVIII y que se ha ido extendiendo. En algunos lugares se celebra el domingo anterior al día de Navidad, en el pueblo dónde yo vivo se celebra el lunes inmediato al inicio del adviento.

¿Cómo organizarnos?

  • ¿Vas a hacer corona? ¿Vas a comprarla hecha? Agéndalo con tiempo. Has de tener la corona y las velas antes del 1 de diciembre. Ya sea que vayas a una tienda o que lo compres online, hazlo con tiempo suficiente. Anota en tu agenda la fecha que consideres límite para hacerlo, si lo haces antes, lo tacharás, pero si no, el recordatorio te vendrá fenomenal.
  • ¿Qué tipo de calendario de adviento vais a usar? ¿Sólo uno? ¿Varios? Por ejemplo en algunos hogares les gusta hacer uno de actividades, por que es lo que más disfrutan, y además tener uno de papel o de chocolatinas por el placer de tener algo físico que vaya contando los días.
  • ¿Recuerdas todas las demás cosas que has de hacer para la Navidad? ¿Postales, regalos, menús, etc? Eso has de irlo haciendo precisamente desde ahora y durante el adviento. Agenda muy bien las actividades que tengas pensadas. Hay muchas actividades muy sencillas, pero que son significativas. Tira mucho de ellas. Esto va de disfrutar no de sufrir.

Cómo extra te voy a dar algunas ideas para realizar un calendario de adviento casero con actividades que te den poco trabajo y que sin embargo creen ese vínculo con tus niños y que además ayude a que todos los años se esté deseando que lleguen estas fechas:

  1. Encendemos la primera vela de la corona de Adviento.
  2. Merendar chocolate con churros una tarde (en algunos lugares incluso tienen opciones sin gluten y chocolates con leches vegetales).
  3. Decorar y/o escribir las postales (lo has de hacer igualmente, inclúyelo aquí).
  4. Ver juntos una película navideña.
  5. Aprender un nuevo villancico.
  6. Hacer una sesión de fotos navideña.
  7. Preparamos unas velas de Christingle.
  8. Encendemos la segunda vela de la corona de adviento.
  9. Visitar un mercado navideño.
  10. Visitar una exposición de belenes.
  11. Jugar juntos a un juego de mesa o de cartas.
  12. Hacer un dibujo navideño para decorar la nevera o la puerta de la cocina.
  13. Hornear galletas.
  14. Comprar un juguete para donar.
  15. Encendemos la tercera vela de la corona, la rosa.
  16. Crear juntos una lista de reproducción para el día de Nochebuena o de Navidad.
  17. Recortar copos de nieve de papel y decorar con ellos las ventanas.
  18. Poner el árbol de Navidad o el Belén.
  19. Decorar la casa y poner luces en las ventanas, patios, balcones o jardines.
  20. Jugar a las charadas o inventar un cuento.
  21. Preparar una pequeña escena teatral navideña para representarla el día de Navidad con la familia.
  22. Encendemos la última vela de la corona.
  23. Ir a patinar a una pista de hielo.
  24. Leer juntos un cuento navideño.
  25. Celebrar la Navidad y encender la vela en medio de la corona.

Son sólo algunas ideas, por supuesto se te pueden ocurrir muchas más. Ir al cine, al teatro, a un museo, a un taller de cocina o de manualidades… Repetir algunas. Elegir sólo dedicar cada día un rato a leer juntos un cuento o ver una peli navideña, y que esa actividad recurrente sea vuestro adviento particular… Hay mil opciones, pero es importante tener todo un poco anticipado. Especialmente si quieres hacer algunas actividades, ten en cuenta tu agenda. No pongas como actividad ir a merendar un día que te va a ir fatal por carga de trabajo, por ejemplo.

En definitiva intenta que sea algo divertido también para ti.

Te he dejado el calendario en formato interactivo, a punto para que lo uses, en …

ESTE ENLACE.

Cuéntame qué vas a hacer, me encantará saberlo.

Besos,

Azucena Caballero