Ahorrar en Navidad IV: Fiestas y reuniones.

Navidad suele ser sinónimo de reuniones y fiestas con amigos, familiares, compañeros de trabajo, etc.

Vamos a eventos y solemos invitar a gente a casa para celebraciones que nosotras organizamos.

Una fiesta al año, no hace daño, y normalmente no es una gran descalabro en la economía, si no fuera por que en navidades ya tenemos una gran cantidad de gastos extras entre regalos, decoración, comidas, desplazamientos, etc. Así que buscar la forma de disfrutar de fiestas y reuniones con amigos y familiares sin tener que gastar tanto puede ser muy buena idea. La Navidad ha de ser un momento de disfrute, no de preocupación por la deuda que pueda dejar.

¿Cómo podemos ahorrar sin renunciar a disfrutar de eventos festivos con invitados en nuestro hogar?

  • Organiza comidas o cenas  en las que cada invitado traiga una cosa. Es algo cada vez más común y nadie se ofende por que se organice una velada con estas características. Al final sale mejor para todos.
  • ¿Y si invitas a amigos y familiares a un “brunch”, a tomar el  por la tarde o a chocolate con churros? ¿Te imaginas cuánto ahorras frente a una cena o fiesta nocturna sólo en bebidas? Un evento festivo no tiene por qué ser forzosamente una comida o una cena. Puedes organizar una reunión a media mañana o por la tarde, perfectamente. Es algo bonito, divertido, puede ser todo lo elegante que desees, pero desde luego es más económico. Una tarde de juegos de mesa, cócteles sin alcohol, snacks  y quiches, o una velada de “charadas”, té, sándwiches, tarta y pastas. Incluso puedes organizar una velada de pizzas y refrescos. En realidad lo que importa es que os estáis reuniendo, lo demás es supletorio.
  • Reserva las comidas y cenas especiales sólo para tu familia. Esa opción te ayuda a ahorrar mucho también. Todas las comidas y cenas de los días festivos especiales (Nochebuena, Navidad, San Esteban, Nochevieja, Año Nuevo, Noche y Día de Reyes) resérvalas para tu familia y sólo organiza alguna reunión en uno de los días de en medio. Es un evento navideño, pero no es uno de los días esenciales, por lo tanto no necesitas cubrir el gran festín que se espera en las fiestas importantes. Cualquier plato que prepararías cualquier otro día del año va a ser bien recibido y siempre le puedes dar un toque festivo con la decoración de la mesa, incluyendo unos crackers y sirviendo algún postre o dulce navideño. Si organizas una comida el 27 o el 29 de diciembre, o incluso el 4 de enero, nadie va a sorprenderse si sirves algo sencillo, de hecho hasta lo agradecerán, ya que todos solemos estar en esos días más que empachados.

¿Se te ocurre alguna otra idea para ahorrar en la celebración de reuniones y fiestas en estas fechas tan señaladas?

Me encantará tener más ideas.

Besos,

Azucena

Ahorrar en Navidad III: Las postales de Navidad.

Un clásico cada navidad es el de recibir y enviar postales. A mí me encanta, es algo especial que significa que alguien ha dedicado un momento a pensar en ti. Es cierto que puedes gastarte una fortuna en postales, sobre todo si quieres mandar muchas y eliges diseños digamos «lujosos», pero también puedes ahorrar bastante si pones en práctica alguna de las ideas que te voy a proponer.

  • Elige kits con postales similares y no tengas miedo de repetir el diseño. Estos kits suelen ser más económicos que comprar cada una de las postales individualmente y no pasa nada si todos tus amigos y familiares reciben el mismo diseño de tu parte. Cada uno vive en su casa, así que si cada uno recibe exactamente la misma postal y es la que tienen expuesta, no hay problema, además se mezclará con todas las demás que reciban.
  • Haz tú misma las postales, ya sea comprando un kit de materiales o con cartulinas, pegatinas y sellos de goma o incluso de patata. Hacer las postales tú te ahorrará un montón de dinero. Además puede ser una de las actividades que incluyas en el calendario de adviento y hacerlo con tus hijos.
  • Envía E-postales. No es lo mismo, pero es una forma de estar presente y de recordarles a tus seres queridos que piensas en ellos en estas fechas. Mandar una postal electrónica es posiblemente la opción más económica de todas.

¿Qué sueles hacer tú respecto a las postales de Navidad?

Besos,

Azucena

Ahorrar en Navidad II: Ahorrar en la decoración navideña.

Dentro de nuestro presupuesto navideño siempre solemos dejar un apartado para la decoración. Si algo nos encanta en Navidad es disfrutar del brillo, las luces, el frescor de las ramas de abeto y de acebo y la intensidad del verde, el rojo y el dorado. La decoración nos estimula y nos inspira. Nos hace pensar en cosas buenas y aporta esperanza. La navidad tiene ese elemento secreto que hace que sólo con ver los elementos distintivos que la caracterizan algo cálido y suave nos inunde por dentro. Pero nuestro afán por decorar y disfrutar no puede dañar nuestro bolsillo.

Para ahorrar con la decoración navideña hay varias opciones.

  • Haz tú misma muchas de las decoraciones. Es una de las formas más económicas. Algunas decoraciones son fáciles de hacer y hay mil opciones. Además es algo que puedes hacer con tus hijos y que puede formar parte de todo el proceso de disfrute del Adviento, también.
  • Visita ferias y tiendas de objetos de segunda mano. En muchas tiendas y ferias de segunda mano puedes encontrar decoraciones fabulosas por una fracción de su precio. Vale mucho la pena ir, ya que precisamente los objetos de decoración navideña son atemporales, no pasan de moda y además puedes incluso reciclarlos, actualizarlos con una pequeña manualidad, etc.
  • Compra en cuanto acabe la Navidad y haya grandes descuentos. Tal y como acaba la navidad suelen poner en oferta toda la decoración navideña. En las rebajas puedes conseguir decoraciones maravillosas por un precio muy inferior al que tenían en octubre o noviembre. Te voy a contar un secreto, yo cada año tal y como termina la navidad voy corriendo a una de las tiendas con mayor surtido a comprar una casita navideña de estilo victoriano para la colección que año a año voy creando. Siempre hay algún modelo que sale por literalmente la mitad del precio anterior. Y adornos para el árbol, etc. Es un chollo. Vale la pena.
Pueblo de Navidad de estilo victoriano.

¿Haces alguna cosa para ahorrar en la decoración?

¡Cuéntame!

Besos,

Azucena

Ahorrar en Navidad I: Ahorrar en los regalos.

Se va acercando la Navidad y toca pensar en todas esas cosas que las fiestas implican, y con ellos muchas veces toca pensar también en el gasto que suponen y cómo encajar todo lo que quieres hacer dentro de tu presupuesto.

Hoy quiero hablar de un tema crucial para la mayoría: cómo ahorrar en los regalos de Navidad.

La mayoría de nosotros tiene compromisos, personas a las que sencillamente quiere agasajar, tradiciones familiares, etc. Eso significa que cuando se acerca la Navidad hay que hacer un listado de personas y regalos y en ocasiones la lista es larga y pensar previamente en qué se va a regalar, el presupuesto que se va a usar y tener en cuenta que se pueden hacer regalos fabulosos, llenos de cariño y que no nos lastimen el bolsillo, viene fenomenal.

Te voy a dar algunos consejos que te van a ayudar a disfrutar de la Navidad, obsequiar con alegría y disfrute, y al mismo tiempo gastar un poco menos. Aquí van:

  • Ser imaginativa. Pensar en cómo hacer un regalo significativo, pero sin gastar tanto. ¿Qué hobbies tiene esa persona? ¿Qué podemos hacer nosotras que le guste pero que salga mejor de precio? Por ejemplo, si le gusta la jardinería podemos montar una cestita con una pala, unas pequeñas macetas, unas semillas y unos guantes. O si le encanta hornear, regálale un bote de galletas y al abrirlo puede encontrarse dentro un delantal bonito, unas manoplas de cocina y unos moldes para galletas… Hay mil ideas. Algún libro descatalogado ya pero que a veces encuentras online y salen muy bien de precio y que muchas veces da un alegría inmensa a la persona por que no lo estaba encontrando. Crear tú un librito que cuenta una historia relacionada con esa persona y pones unas fotos y una dedicatoria, o preparas un diario que pueda esa persona ir rellenando sobre vuestra historia juntos o sobre cualquier cosa que se te ocurra. La imaginación nos viene fenomenal para regalar cosas especiales, diferentes, únicas, y encima que no nos duelan en el bolsillo.
  • Comprar anticipadamente. No esperar al último momento para comprar los regalos ayuda mucho a mantenerte dentro de un presupuesto. Muchos de los compromisos que tienes ya los sabes anticipadamente, los sabes de todos los años. Si ya tienes más o menos claro a quienes les vas a regalar cosas cada año, cuando veas algo adecuado para esa persona, sin importar cuanto falte para que llegue Navidad, cómpralo y guárdalo en un armario. Puedes aprovechar mucho las rebajas. ¡Ojo! Este consejo sirve para comprarle algo a los adultos con quienes tienes compromisos. Con tus hijos no funciona tan bien por que cuando llega la época, ves las luces, la música, etc, la emoción te puede y acabas al final comprando antes y después, pero también te da mucha tranquilidad saber que tienes cosas preparadas y puede que también te refrene de comprar tanto en esos días. La hermana de una amiga mía tiene todos los regalos de la familia comprados en marzo, es una crack de la previsión y el ahorro. Sin que haga falta quizás ir comprando todo con tanta anticipación, sí que es evidente que si unos meses antes de diciembre vas comprando ya algunas cosas que encuentres de oferta y que sepas que son cosas que gustan a quienes se las vas a regalar te va a ser más fácil equilibrar los gastos cuando llegue la época navideña.
  • Comparar precios. Es evidente, pero no todo el mundo lo hace y en según qué productos la diferencia puede incluso ser grande. Por ejemplo, el año pasado un videojuego que quería para mis hijos, en la tienda física, en la ciudad, costaba literalmente 10 euros más que si lo compraba en la misma tienda pero a través de la web. Lo compré online evidentemente. Y un perfume en una tienda en concreto estaba de oferta y ahorre un 15% sobre su precio en otras perfumerías. Comparar varias tiendas siempre te hace ahorrar.
  • Hacer listas y presupuestos cerrados. Ten claro lo máximo que te puedes gastar en cada una de las personas a quienes vas a obsequiar un detalle en Navidad. ¡Ojo! ¡Lo máximo! Si gastas menos y haces igualmente un regalo precioso y significativo, mejor.
  • Hacer tú misma los regalos.  Esta es otra forma de ahorrar. Tengo una amiga que todos los años lo hace así. En los últimos años he recibido de sus manos: un tarro de mermelada casera, una bolsita de deliciosas galletas horneadas por ella y su hija, un conjunto de postales hecho con fotografías que toma su hija, que es una fotógrafa excelente, pastillas de chocolate, un bote con todos los ingredientes a punto para hacer galletas… Si eres buena con las cosas de cocina, o con las manualidades, puedes hacer muchísimas cosas.
  • Hacer un regalo para ambos miembros de una pareja. Esta también es una forma de ahorrar. Hay miles de cosas que sirven para ambos. Cosas para la casa, para la cocina, para una afición que tengan en común… Si tienes amigos o familiares que son pareja, puedes hacer un mismo regalo para los dos y ahorras un poco. Por ejemplo:
  1. Una Alexa.
  2. Un espiralizador de verduras.
  3. Una cafetera o una espumadora de leche.
  4. Una fondue.
  5. Una cesta para picnic.
  6. Etc.

Espero que todas estas ideas te ayuden.

Cuéntame tus trucos de ahorro para la Navidad.

Besos,

Azucena

PS: Recopilatorio de ideas para regalar con enlaces directos de compra en Amazon:

Cesta jardinería:

Kit horneado:

Materiales para regalos caseros:

Regalos para parejas: