Ahorrar en Navidad IV: Fiestas y reuniones.

Navidad suele ser sinónimo de reuniones y fiestas con amigos, familiares, compañeros de trabajo, etc.

Vamos a eventos y solemos invitar a gente a casa para celebraciones que nosotras organizamos.

Una fiesta al año, no hace daño, y normalmente no es una gran descalabro en la economía, si no fuera por que en navidades ya tenemos una gran cantidad de gastos extras entre regalos, decoración, comidas, desplazamientos, etc. Así que buscar la forma de disfrutar de fiestas y reuniones con amigos y familiares sin tener que gastar tanto puede ser muy buena idea. La Navidad ha de ser un momento de disfrute, no de preocupación por la deuda que pueda dejar.

¿Cómo podemos ahorrar sin renunciar a disfrutar de eventos festivos con invitados en nuestro hogar?

  • Organiza comidas o cenas  en las que cada invitado traiga una cosa. Es algo cada vez más común y nadie se ofende por que se organice una velada con estas características. Al final sale mejor para todos.
  • ¿Y si invitas a amigos y familiares a un “brunch”, a tomar el  por la tarde o a chocolate con churros? ¿Te imaginas cuánto ahorras frente a una cena o fiesta nocturna sólo en bebidas? Un evento festivo no tiene por qué ser forzosamente una comida o una cena. Puedes organizar una reunión a media mañana o por la tarde, perfectamente. Es algo bonito, divertido, puede ser todo lo elegante que desees, pero desde luego es más económico. Una tarde de juegos de mesa, cócteles sin alcohol, snacks  y quiches, o una velada de “charadas”, té, sándwiches, tarta y pastas. Incluso puedes organizar una velada de pizzas y refrescos. En realidad lo que importa es que os estáis reuniendo, lo demás es supletorio.
  • Reserva las comidas y cenas especiales sólo para tu familia. Esa opción te ayuda a ahorrar mucho también. Todas las comidas y cenas de los días festivos especiales (Nochebuena, Navidad, San Esteban, Nochevieja, Año Nuevo, Noche y Día de Reyes) resérvalas para tu familia y sólo organiza alguna reunión en uno de los días de en medio. Es un evento navideño, pero no es uno de los días esenciales, por lo tanto no necesitas cubrir el gran festín que se espera en las fiestas importantes. Cualquier plato que prepararías cualquier otro día del año va a ser bien recibido y siempre le puedes dar un toque festivo con la decoración de la mesa, incluyendo unos crackers y sirviendo algún postre o dulce navideño. Si organizas una comida el 27 o el 29 de diciembre, o incluso el 4 de enero, nadie va a sorprenderse si sirves algo sencillo, de hecho hasta lo agradecerán, ya que todos solemos estar en esos días más que empachados.

¿Se te ocurre alguna otra idea para ahorrar en la celebración de reuniones y fiestas en estas fechas tan señaladas?

Me encantará tener más ideas.

Besos,

Azucena

Organizar la Navidad

Cómo organizar tu Navidad para disfrutarla sin estrés.

Se acerca la Navidad y hay muchas cosas que organizar. Para no olvidarnos de nada, necesitamos empezar creando una lista con todas esas cosas que hay que tener en cuenta. Yo las divido en dos listas:

Mis plantillas para Organizar la Navidad en mi tienda de Etsy.

Presupuesto:
•Regalos.
• Papel de envolver.
• Postales o materiales para elaborarlas.
• Decoración.
• Viajes o desplazamientos.
• Comida y bebida.
• Actividades familiares.
• Extras o imprevistos.

Acciones:
• Cuándo y dónde comprar cada regalo.
• Escribir las postales.
• Enviar las postales.
• Compra del menú.
• Envolver regalos.
• Visitas a realizar.
• Visitas a recibir.

El presupuesto: Lo ideal es tener en cuenta que todos los años hay Navidad y durante todo el año, cada mes, separar un poco de dinero para cuando lleguen estas fechas. Eso sería lo ideal para gestionar los gastos de la forma más cómoda.

En cualquier caso, revisa tus números y hazte un presupuesto para cada una de las secciones en las que vas a gastar dinero e intenta no saltarte ese presupuesto.

La Navidad va de familia, conexión y de crear recuerdos cálidos y memorables para tus hijos, no de la gran cantidad de dinero que gastes o no.

A veces es mucho más divertido separar un par de horas una tarde para hacer decoraciones con tus niños, aunque sea recortar copos de nieve de papel que gastar un dineral en decoraciones elegantísimas que hagan que tus invitados crean que están entrando en el Castillo de Windsor. Haz que tus hijos, sus sensaciones y vuestro bienestar sea lo principal.

Se puede tener una Navidad maravillosa con todo tipo de presupuesto. Hay muchos regalos que tus hijos con los años no recordarán siquiera que los recibieron, pero sí recordarán cómo se sentían cada año por Navidades y eso influirá en cómo las vivirán ellos el resto de sus vidas. Recuérdalo.

Una vez tengas tu presupuesto claro y bien asignado (en el caso de los regalos puedes asignar un presupuesto por persona, por ejemplo), cada vez que vayas a comprar algo , ve anotando lo que has gastado, en qué, y cuánto te queda para seguir gastando. Lo ideal es poder disfrutar para ello de una agenda Navideña.

Una vez tengas las cifras claras, es bueno agendar cuándo vas a hacer todo: Cuándo vas a ir a comprar cada cosa, qué día o días escribirás las postales y cuando las enviarás, teniendo en cuenta que han de llegar por correo antes del 25 de diciembre. Cuándo vas a envolver los regalos, para que no te pille el toro y sobre todo no te pillen los niños… Esas maratones de envolver todo el día 24 por la noche, es terrorífico, luego pasas el día de Navidad agotada y apenas la disfrutas. Te mereces hacer todo con tiempo y pasar unas fiestas geniales.

El menú. El menú me parece también algo esencial. ¿Qué días cocinas tú? ¿Qué días vas como invitada? ¿Has de llevar algo? ¿Cuándo lo vas a preparar? Siempre hay recetas que puedes prepararlas uno o dos días antes, elige alguna de esas, y estos días son fabulosos para usar el horno. El horno o una slow cooker, una olla de cocción lenta son opciones fabulosas para tener platos deliciosos y liberar tu tiemp

En definitiva se trata de tener claro todo lo que harás y cómo lo harás por adelantado, de forma que puedas ya irlo encajando con tu agenda habitual.

Espero que estas pequeñas indicaciones de cosas que yo hago te ayuden

Me encantaría que me cuentes cómo te organizas tú.

Besos,

Azucena Caballero