Ahorrar en Navidad III: Las postales de Navidad.

Un clásico cada navidad es el de recibir y enviar postales. A mí me encanta, es algo especial que significa que alguien ha dedicado un momento a pensar en ti. Es cierto que puedes gastarte una fortuna en postales, sobre todo si quieres mandar muchas y eliges diseños digamos «lujosos», pero también puedes ahorrar bastante si pones en práctica alguna de las ideas que te voy a proponer.

  • Elige kits con postales similares y no tengas miedo de repetir el diseño. Estos kits suelen ser más económicos que comprar cada una de las postales individualmente y no pasa nada si todos tus amigos y familiares reciben el mismo diseño de tu parte. Cada uno vive en su casa, así que si cada uno recibe exactamente la misma postal y es la que tienen expuesta, no hay problema, además se mezclará con todas las demás que reciban.
  • Haz tú misma las postales, ya sea comprando un kit de materiales o con cartulinas, pegatinas y sellos de goma o incluso de patata. Hacer las postales tú te ahorrará un montón de dinero. Además puede ser una de las actividades que incluyas en el calendario de adviento y hacerlo con tus hijos.
  • Envía E-postales. No es lo mismo, pero es una forma de estar presente y de recordarles a tus seres queridos que piensas en ellos en estas fechas. Mandar una postal electrónica es posiblemente la opción más económica de todas.

¿Qué sueles hacer tú respecto a las postales de Navidad?

Besos,

Azucena